“No se debe satanizar”

Foto: Internet

Integrantes del Consejo Estatal de Nutrición  justifican que empresa de refrescos forme parte de éste

Por Abraham Bote Tun. 

Sobre la controversia de que una empresa embotelladora de refrescos esté dentro del Consejo Estatal de Nutrición, sabiendo que el refresco es una de las causantes de los problemas de sobrepeso, y diabetes en el país y estado, académicas y funcionarias que forman parte del mismo, indicaron que no se debe “satanizar” a  ninguna empresa y que todos tiene que ser parte para  prevenir y solucionar los problemas de nutrición que imperan en Yucatán. “Hay que sumarlos a la causa”
 
Alejandro Calvillo, en un artículo  publicado en el  portal de Sin embargo, indicó que el  nivel de consumo de  refresco en Yucatán es tal que se vincula directamente con la epidemia de obesidad y diabetes. Estar por encima de la media en sobrepeso y obesidad en México, no es decir poco, cuando consideramos que nuestro país presenta una de las más altas incidencias a escala planetaria. En 2012, entre niños de 0 a 4 años de edad el sobrepeso promedio en el país era de 10 por ciento, en Yucatán era 50 por ciento superior, de 15 por ciento, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición. Por lo que criticó que una empresa refresquera tenga presencia y participación  en el Consejo Estatal de Nutrición. 
 
Al respecto, Patricia  Angela Patricia Bacelis Rivero, presidenta del Colegio Mexicano de Nutriólogos, Capítulo Yucatán, comentó que no se debería satanizar la presencia de la industria refresquera en la toma de decisiones porque al final de cuentas son un actor, que ofertan productos que quizá no sean los más saludables , pero tiene ciertas líneas encaminadas a la salud y amigables para la salud en materia nutricional. ” Podría ser un poco controversial, sin embargo considero que la presencia   es importante para tener el otro aspecto que es la industria”, apuntó. 
 
También, indicó que existe una legislación  actualmente sobre la cantidad de azúcar que debe haber en ciertas bebidas y el hecho que estén presentes es”un recordatorio para seguir acatando estas indicaciones y se pueden ofrecer productos más apropiados”.
 
Por su parte, Leticia Mena Macossay,  directora de Desarrollo Comunitario y de Alimentación del DIF estatal, coincidió   en que satanizar a ciertas empresas y “sacarlas de la jugada” podría ser contraproducente. Pues buscar las alianzas, el trabajo, y que produzcan productos con mejores condiciones de acuerdo a los problemas de salud que tenemos en el estado  es mucho mejor. “Tenerlos cerca, trabajar con ellos, concientizarlos de las necesidades, me parece es lo más indicado: sumarlos a la causa más que alejarlos o satanizarlos”; subrayó la funcionaria. 
 
Asimismo, agregó, buscar el equilibrio  en el consumo de ciertos productos. Al fin y al cabo ningún alimento  está totalmente prohibido, sino que tenemos que trabajar  un poco más en la conciencia de las porciones. 
 
 Por otro lado, señaló que los problemas  de nutrición que hay  son multifactoriales, tienen que ver la cuestión educativa, servicios de salud adecuados a la población y que la  sociedad tiene que velar por su salid,  iniciativa propia. Los esfuerzos deben enfocarse principalmente en la prevención, la educación. 
 
 Explicó que este Consejo Estatal de Nutrición está formado tanto por la iniciativa privada, pública, instituciones académicas y demás instancias relacionadas con el tema de la salud, Imss, Secretaría de Salud, Isste, Dif, empresas privadas que aportan a este tema. Se están sentando las bases del trabajo que se hará  durante el 2019,  dependiendo de los cambios que vengan en salud ahora con la federalización del sistema de salud de nuestro estado.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*